No hay departamento que quede por fuera de la transformación digital

De la mano de los datos y la automatización de los procesos repetitivos, este departamento recobra su valor, que había empezado a diluirse. Desde inteligencia artificial hasta recibos digitales, todo hace a la experiencia del colaborador.

No hay departamento que quede por fuera de la transformación digital, ni siquiera Recursos Humanos, que en palabras de muchos expertos: “Fue el último en el que se incorporó la tecnología”. ¿Qué gana el área con la incorporación de las herramientas IT? Agilidad, innovación, flexibilidad y dotar a los colaboradores de las organizaciones de autonomía en su día a día.

“La tecnología está impactando, cada vez más, en el área, haciendo su gestión más dinámica y proactiva. Permitiendo una mirada más en vivo de sus dimensiones, analizando los tiempos en los procesos, generando indicadores claves con el fin de tomar acciones en tiempo real y hasta en forma predictiva. Por un lado, la tecnología simplifica, escala y automatiza procesos. Por el otro, adiciona mucha capacidad analítica y predictiva ayudando en la gestión y en la toma de decisiones”, define Mercedes Gandara, líder de People & Change en Together Business Consulting.

A esto hay que sumar que “se están aplicando mucho metodologías ágiles a procesos y proyectos de Recursos Humanos. Y además se suman tecnologías en nuevas iniciativas, como la gamificación para procesos de selección, entrenamiento y desarrollo; realidad virtual en formación, especialmente técnicas de big data para establecer perfiles, patrones y tipologías de empleados, y tecnología vestible que permiten trackear y monitorear información operativa”, indica Matiana Behrends, directora de Gestión de Personas de Grant Thornton Argentina.

Todo esto genera que RRHH se vuelva un partner estratégico en el negocio, recuperando su lugar en la mesa de directorio y proveyendo “información actual, precisa y cruzada para la toma de decisiones de la organización”, dice Gandara.

“Si bien el impacto de la tecnología sobre este departamento ya lleva algunos años, en este último periodo, la incorporación de herramientas bien aplicadas fue determinante. Lo que se buscó fue integrar las diversas plataformas en una sola (esto asegura un mejor control y mayor trazabilidad de los datos) y también erradicar el uso de papel”, detalla Luis Garay, gerente Comercial de Nucleus.

Para Bárbara Toth, CEO de FESA Group Argentina, lo que cambió es la forma de pensar. “Observamos un aumento vertiginoso de RRHH techs: startups que ofrecen productos online, soluciones que usan la inteligencia artificial (principalmente para tomar decisiones sobre personas y el bienestar integral organizacional), plataformas de capacitaciones online y beneficios flexibles”, enumera la especialista.

Y agrega: “un estudio reciente de McKinsey reporta que 9 de las 10 empresas más valiosas del mundo son empresas de ecosistemas, que atraviesan industrias y crean valor a través de una red compleja de negocios interconectados. Los ecosistemas son un cambio fundamental en la forma en que se crea valor, muy diferente del mundo en el que todas las empresas operaban en industrias bien definidas. Y este cambio solo se acelerará”.

“Incorporar nuevas tecnologías permite contar con más datos y contar con más datos permite tomar mejores decisiones. Contribuye a la velocidad, a la asertividad y al orden de la información así como también a la visibilidad”, dice Nicolás Rocha, regional Head of Bumeran Selecta.

Constanza Suárez Villalba, People Director Sudamérica en Softtek, es clara al afirmar que “lo que no se puede medir no se puede modificar. Se vuelve central poder contar con información que nos permita diseñar planes con el objetivo de atraer y retener talento, como así también conocer qué es lo que los colaboradores piensan y sienten acerca de las políticas y el clima organizacional”.

“Otro aspecto en el que los datos se vuelven un aliado clave para evitar sesgos inconscientes en las contrataciones y otras instancias en la trayectoria de las personas en las compañías. Nuestra tecnología nos ayuda a identificar sesgos en la descripción de los puestos y recomendaciones de salarios en función del grado de dificultad para cubrir el rol, o la detección de posibles sesgos en base a las calificaciones de performance entre géneros en los equipos de trabajo”, ejemplifica Constanza Quiñones, directora de Recursos Humanos de SAP Argentina.

En definitiva, la tecnología y el uso de datos tienen un propósito claro. Así lo expresa Matías Ponce, cofounder en Estudio Locht: “buscamos darle un mejor servicio a las personas en la organización. Ahora podés tener a RR.HH. en tu celular. Así, podemos medir cómo están los equipos casi en tiempo real, ya no es necesaria una encuesta de clima al año”.